SUEÑOS DE POSTULANTE
Luis A. Lavander Villaizán


Hay horas que mi mente da rienda suelta a la imaginación y en su loco afán por especular, busca satisfacerse en el mundo de lo irreal. Recoge de lo desconocido palabras que en conjunto forman ideas que a veces me llenan de alegría y otras me abruman de tristeza.

Es así, como en cierta oportunidad llegó a mi mente el recuerdo de mi época de postulante; con él acudieron las aventuras de aquellos con que providencialmente compartía las mismas inquietudes: Recordaba que una vez ingresado, todos comentaban la tremenda "HAZAÑA", pero ¿Acaso dedicaban un momento para ponerse a pensar en el futuro de aquellos que no lograron su objetivo?. Y es que cuando llega una alegría que embarga cada uno de los corazones, nos olvidamos hasta de conceder una palabra de aliento a quienes más la necesitan. Sabido es que nos dejamos llevar por la loca algarabía que en esos instantes transcienden los límites de lo común y nos hacen cometer actos que denigran al propio hombre. Muchos con la cabeza baja, se alejan esperando una nueva oportunidad. Para ellos las esperanzas no se pierden y siguen adelante hasta poderlo conseguir, siempre y cuando alguna fuerza mayor no los hagan desistir. Otros, viéndose abatidos por la burla y la crítica mal sana esperan una voz de aliento, pero al no encontrarla, desisten. Buscan un trabajo que tal vez duradero no sea, porque en esta situación dependen de otros y no de sí mismos. Si por mala suerte o por alguna imprevisión prescindieran de sus servicios, seguirán rodando por el mundo hasta encontrar otro lugar donde los puedan cobijar. Pero si gracias al destino consiguieran una posición fija, se aferran de ella para no volver a rodar ni seguir siendo el juguete de un destino que ellos jamás delimitaron.

Es que cada rostro, cada imagen; alumno o postulante, es una sucesión de hechos. Cada uno, no importando condiciones ni posiciones, tiene una historia viviente para contar. Penosa o alegre, pero es una experiencia que está presta a compartirla.

En medio del ir y venir de mis recuerdos, una fuerza extraña me vuelve a la realidad. Y al despertar de este divagar por el mundo de las especulaciones, es cuando comprendo la diferencia que hay entre el sueño y realidad.

 

REGRESAR AL INDICE PAGINA SIGUIENTE

|| CALENDARIO || PAGINA PRINCIPAL || ÍNDICE DE FOTOS Y VIDEOS || REVISTA TUMI ||
|| MIEMBROS DE LA I PROMOCIÓN || FACULTAD DE MEDICINA - UNFV || OTROS SITIOS DE INTERÉS ||

Copyright ©  2000 - 2003 - (Ultima Edición: July 23, 2013 ) Todos los Derechos Reservados
Diseños Web y gráficos hechos por InterWebPages
Webmaster